Quince radios indígenas comunitarias, representadas por sus comunicadores se encontraron ayer en las instalaciones de la Red de Desarrollo Sostenible Honduras (RDS-HN) en el marco del proyecto   “Comunicación indígena para el rescate de la multiculturalidad”  financiado por Cultural survival, organización que trabaja en defensa de los pueblos originarios e impulsado por la Asociación de Medios Comunitarios de Honduras (AMCH).

 

Amparados bajo el derecho humano a la comunicación y el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, la MIRC-AMCH , reafirmó el compromiso de trabajar en la promoción de los Derechos Humanos, el rescate de la cultura, y el acompañamiento a las luchas indígenas.

Entre los aspectos más importantes a destacar,  como producto de esta reunión se eligió la junta directiva, y se propuso una línea de acción para lograr la consolidación de la Mesa  y trabajar por la auto sostenibilidad, que es uno de los retos más grandes a los que se enfrenta la comunicación alternativa.

La jornada contó con la presencia  y participación de representantes del proyecto ComunicaAcción Ciudadana, ejecutado por FHI 360, El Programa Servicio Civil para la Paz /GIZ, Directivos de la AMCH, y la RDS-HN, quienes escucharon e identificaron las necesidades de cada uno de los medios para   formar posibles alianzas a corto y mediano plazo, con el fin de fortalecer la comunicación indígena del país.

La MIRC- AMCH está integrada por radios indígenas comunitarias de Honduras pertenecientes a los pueblos: Garífunas, Lencas, Maya Chortis,  y Tolupanes,  quienes ponderan la necesidad de intercambiar pensamientos y entrelazar  caminos, para impulsar la democratización del  espectro radioeléctrico de Honduras.

 

El Proyecto  “Comunicación indígena para el rescate de la multiculturalidad” permitirá sentar las bases del crecimiento y desarrollo de las comunidades indígenas del país y fomentará procesos de reivindicación de los pueblos originarios en su lucha por una comunidad indígena con multiculturalidad y multilingüismo.